Blog


Los océanos, inextricablemente unidos al desarrollo humano

por y

OceanoLos océanos están vinculados a nuestra salud, economía y bienestar en el planeta. Foto: PNUD Namibia

Las tres cuartas partes de nuestro planeta azul están cubiertas por océanos que contienen el 97% del agua de la tierra, y representan el 99% del espacio vital del planeta. Son la mayor fuente de proteína para más de 2.600 millones de personas, y una enorme fuerte de trabajo, transporte, energía y turismo. Regulan los nutrientes cítricos y los ciclos climáticos, y generan la mitad de todo el oxígeno que se produce en el planeta. Los océanos aportan alrededor de US$ 3 billones anuales a la economía mundial en pesca y acuicultura, transporte marítimo, extracción de petróleo y “energía azul” renovable (del viento, mareas, biomasa y térmica).

Sin embargo, a pesar de los tantos beneficios que aportan, los océanos enfrentan una serie de amenazas graves, muchas de las cuales avanzan aceleradamente. Hasta un 40% de los océanos se considera “profundamente afectado” por las actividades humanas.

El 80% de las reservas pesqueras están total o excesivamente explotadas. Miles de especies invasoras viajan por el mundo en barcos y causan estragos en medioambientes nuevos. Las emisiones de carbono están causando la acidificación a la velocidad más acelerada en 30 millones de años, decolorando los arrecifes de coral y amenazando la supervivencia de un sinnúmero de especies a lo largo de las cadenas alimentarias marinas.

Pese a toda la información y la tecnología ecológica disponible, continuamos tratando nuestros océanos como una cloaca y un bote de basura. 80% de la polución marina proviene de actividades en tierra firme. Pesticidas y abonos utilizados en agricultura, los alcantarillados municipales y entre 8 y 20 millones de toneladas de plástico llegan hasta los océanos todos los años y contribuyen a causar impactos ambientales, económicos y sociales desastrosos. El costo estimado de la degradación de los océanos llega a cientos de miles de millones de dólares anuales.

Hoy se necesita más que nunca la cooperación internacional para los océanos y así se reconoce en la nueva agenda de desarrollo. El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14 propone conservar y utilizar los océanos, mares, y recursos marítimos de manera sostenible, con metas de reducir la contaminación; recuperar y proteger los ecosistemas y las reservas pesqueras, y fortalecer la investigación oceánica y el Derecho Internacional del Mar.

Nuestro Programa de Ordenamiento Oceánico prioriza las siguientes acciones:

·      Apoyar a todos los países e industrias para que se comprometan a detener la propagación de especies invasoras y tomen las medidas correspondientes

·       Fortalecer los incentivos para recuperar y reutilizar nutrientes provenientes de la agricultura, aguas residuales y las industrias

·       Trabajar en cuotas pesqueras y revisar los subsidios perjudiciales y ampliar las áreas protegidas para promover la pesca sostenible

·       Recuperar y reciclar plásticos

·       Desacelerar y revertir la acidificación de los océanos fijando un precio adecuado para las emisiones de carbono y eliminar los subsidios al combustible fósil

Esto puede sonar razonable, pero algunas soluciones serán más fáciles de abordar que otras. Nuestra relación con los océanos es producto de un modelo económico deteriorado que no tiene en cuenta el valor esencial que nos aportan. Si podemos contaminar o explotar los océanos gratuitamente, ¿cómo podemos obligarnos a preocuparnos o cambiar nuestra forma de hacer las cosas, aun cuando a la larga nos hace daño?

Cambio climático y reducción del riesgo de desastres Energía Cambio climático Desarrollo sostenible

PNUD En el mundo