Para 2030, se espera que el 60 % de las personas en el mundo vivan en ciudades. La forma en que repensemos las urbes es fundamental para el bienestar humano, incluida la forma en que nos recuperamos de esta pandemia y cómo respondemos a las futuras. Foto: PNUD Guinea-Bissau

 

El mundo continuará urbanizándose durante la próxima década y es probable que el 60 % de su población viva en ciudades para el año 2030. Mientras nos preparamos para el XI Foro Urbano Mundial (WUF) en 2022, nos enfrentamos a una gran cantidad de preguntas: ¿qué tipo de ciudades necesitamos para poder abordar futuras pandemias y otros impactos?

La COVID-19 ha puesto en relieve el papel fundamental que desempeñan los gobiernos locales como responsables a primera línea de la respuseta a esta crisis, la recuperación y la reconstrucción. Existe una necesidad urgente de repensar y transformar las ciudades para responder a la realidad de esta y otras pandemias, construyendo ciudades más resilientes, inclusivas y sostenibles para recuperarnos mejor.

La Nueva Agenda Urbana (NUA por sus siglas en inglés) adoptada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) en Quito (Ecuador) en 2016, trata sobre las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y las alianzas en entornos urbanos.

En un momento en que el mundo se está urbanizando rápidamente, hasta ahora solo 20 Estados miembros han preparado informes nacionales sobre la implementación de la NUA. A pesar de que las ciudades son el epicentro de la COVID-19, pocos gobiernos incluyen temas urbanos en sus Informes Nacionales Voluntarias (INV) de la Agenda 2030 o Compromisos Determinados a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés) para el Acuerdo de París sobre el cambio climático.


CINCO AÑOS DESPUÉS, ¿EN QUÉ PUNTO ESTAMOS?

  • Las áreas urbanas son cada vez más los epicentros de crisis, inseguridad y violencia, alimentando el desplazamiento y la migración forzada. Actualmente, la mayoría de los 25 millones de refugiados y 40 millones de desplazados internos (PDI por sus siglas en inglés) viven en ciudades y asentamientos urbanos; a menudo en condiciones difíciles.

  • La vivienda sigue siendo en gran medida inasequible tanto en el mundo en vías de desarrollo como en el desarrollado. Según el Informe de Ciudades Mundiales de ONU Hábitat, a nivel mundial 1.600 millones de personas viven en hogares inadecuados, de las cuales 1.000 millones viven en barrios marginales y asentamientos informales que carecen de servicios básicos.

  • Feminización de la pobreza urbana: están aumentando los hogares encabezados por mujeres en barrios marginales y asentamientos informales. Todas estas formas de exclusión afectan de manera desproporcionada a mujeres, jóvenes, personas mayores, migrantes y otros grupos marginados.

  • Acelerar la acción urbana para un mundo libre de carbono. Dado que las ciudades son responsables de alrededor del 70 % de las emisiones globales de dióxido de carbono, 11.000 ciudades se han comprometido a desarrollar planes de acción climática integrales bajo el Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía para crear ciudades y pueblos sostenibles, neutrales en carbono e inclusivos.

Si bien el Informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Nueva Agenda Urbana (previsto para enero-febrero de 2022) será la hoja de ruta principal a tener en cuenta, se requieren cinco áreas clave de acción e implementación para lograr los compromisos globales, en particular la Agenda 2030 y el Acuerdo de París, que incluyen:
 

  • Década de Acción - Compromiso de los Estados Miembros de elevar la Nueva Agenda Urbana como hoja de ruta para acelerar el Acuerdo de París y la Década de Acción para el desarrollo sostenible.

  • Ciudades y pandemias - Reconocimiento del papel de las ciudades en la respuesta a la COVID-19 y contribuir y encabezar la implementación de una recuperación nacional saludable, justa y sostenible.

  • Nuevo Contrato Social - Alineación de la Nueva Agenda Urbana con Nuestra Agenda Común sobre el futuro del multilateralismo, con integración de vivienda, servicios, salud e ingresos básicos.

  • Acción climática - Fortalecimiento de las contribuciones de los gobiernos locales a los compromisos determinados a nivel nacional sobre mitigación y adaptación climática, con un enfoque estratégico en la infraestructura verde y la resiliencia de los pobres de las zonas urbanas.

  • Paz y seguridad - Convocatoria de un Plan de Acción Mundial sobre planificación urbana inclusiva en países en situaciones de posconflicto y desastre, fortaleciendo la cohesión social a través de la provisión de soluciones duraderas.
     

La próxima reunión de alto nivel de la ONU en Nueva York en abril de 2022 para revitalizar la implementación de la Nueva Agenda Urbana será crucial para que los Estados miembros hagan balance e identifiquen formas de hacer avanzar el esfuerzo crítico.

Mientras que en algunas regiones la tasa de urbanización es muy alta, en otros países la población total y urbana está disminuyendo, lo que exige diferentes estrategias relacionadas con la reducción de las ciudades. Por tanto, será importante comprender la gama de interdependencias entre la Nueva Agenda Urbana y los compromisos, Todos ellos tienen importantes dimensiones urbanas y territoriales, por ejemplo, los objetivos, principios y metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo sobre Cambio Climático de París, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres y la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre Financiamiento para el Desarrollo.

Darse cuenta de las interconexiones de estos compromisos es la clave para desbloquear todo su potencial, optimizar los recursos y aprovechar los resultados del desarrollo de recursos en todos los niveles de gobierno, dentro del sistema de las Naciones Unidas y en todos los sectores y partes interesadas. Entonces será posible reducir la desigualdad espacial, mejorar la prosperidad compartida, impulsar la resiliencia de las comunidades, fortalecer la acción climática y lograr de manera efectiva una urbanización.

 

Icon of SDG 11

PNUD En el mundo