La transparencia está en el corazón de la emergencia climática. Si los países no se esfuerzan por ser transparentes sobre sus contribuciones climáticas, no podremos pasar de la planificación a la acción y no podremos ganar la lucha contra el cambio climático.

Desde principios de año, 11 países en desarrollo de todo el mundo han informado sobre sus avances en materia de transparencia mediante la presentación de informes bienales de actualización. Esto es aún más impresionante si se tiene en cuenta que para los países en desarrollo, recopilar y gestionar datos sobre sus fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero y analizar las tendencias no es tarea fácil. Hacer un seguimiento de los datos climáticos con respecto a otros objetivos, como las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), informar los resultados y proporcionar garantía y control de la calidad es bastante difícil; muchos países en desarrollo, incluidos los pequeños estados insulares, carecen de la capacidad y los recursos para emprender esos procesos.

Sin embargo, el proceso de trabajar hacia la transparencia climática es extremadamente valioso.

¿Por qué es tan importante la transparencia climática?

Los datos climáticos científicos confiables pueden ayudarnos a tomar decisiones informadas.

Si hay una lección que aprendimos (y volvimos a aprender) de la pandemia de COVID-19, es que los datos científicos actualizados y confiables son esenciales para que los legisladores tomen decisiones informadas, especialmente en tiempos de crisis.

Cuando un país puede recopilar, analizar y presentar datos climáticos, puede evaluar sus circunstancias, necesidades y prioridades individuales, así como el progreso o la falta de los mismos. Cuando los países tienen datos sólidos, pueden elaborar políticas climáticas personalizadas, efectivas y realistas, desarrollar planes y evaluar el apoyo necesario.

Vanuatu estimó que, para implementar sus planes de mitigación a los que se comprometió como parte de sus compromisos climáticos nacionales, necesitarían aproximadamente 180 millones de dólares. El país ahora está mejor posicionado para cuantificar las necesidades de recursos de mitigación y adaptación en cada sector y para elaborar propuestas más específicas y sólidas que serán financiadas por donantes e inversiones del sector público.

La transparencia puede ayudarnos a incorporar el clima en la respuesta a la COVID-19 y más allá.

Desde principios de 2020, los gobiernos han introducido paquetes de estímulo fiscal para suavizar los efectos de la pandemia. Sin embargo, un informe de ONU Medio Ambiente revela que, 368 mil millones de dólares de los 14,6 billones de dólares, o SOLO el 18% de los gastos de rescate y recuperación tuvieron en cuenta el medio ambiente y el clima ese año.

El caso de una recuperación ecológica y positiva para el clima no puede estar completo sin recopilar y analizar datos sobre los paquetes de recuperación de los gobiernos y compararlos con las inversiones bajas en carbono necesarias para lograr los objetivos del Acuerdo de París. Establecer sistemas de transparencia que rastreen y analicen las inversiones no solo hace que los gobiernos sean responsables de sus compromisos climáticos, sino que también asegura que un futuro neto cero esté a su alcance.

Se necesitan más datos para aumentar la transparencia en torno a las inversiones y la financiación positivas para el clima. Colombia ha creado una plataforma de financiación climática en línea, que proporciona datos actualizados sobre la financiación pública climática nacional, la financiación climática internacional y la financiación climática del sector privado. La plataforma también geo-referencia esas iniciativas en un mapa de país y proporciona datos claros a los que toman las decisiones sobre dónde se están llevando a cabo esas acciones y los resultados que están generando esas inversiones. Al hacerlo, Colombia puede alinear mejor sus necesidades financieras con los ambiciosos objetivos presentados en su compromiso climático y hacer un seguimiento y monitorear su logro.

Los datos pueden ayudar a promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

Un compromiso más fuerte de la igualdad de género es clave para una recuperación global sostenible y con bajas emisiones de carbono. El proceso de la CMNUCC ha permitido a los países reconocer que las necesidades, prioridades y capacidades específicas de mujeres y hombres deben abordarse en sus acciones para afrontar el cambio climático. Asegurar que las mujeres y los hombres estén igualmente involucrados en la acción climática, así como en las políticas, programas y fondos, solo se puede garantizar a través de un sistema transparente, de monitoreo, reporte y verificación. Cuando tenemos herramientas de igualdad de género y sistemas de datos que nos ayudan a rastrear e informar sobre los esfuerzos de mitigación climática sensibles al género, tenemos un caso más sólido para explicar la importancia de incluir una perspectiva de género en la acción climática.

Un ejemplo de esto se puede encontrar en Uruguay, que puso en marcha un sistema nacional de seguimiento, verificación y presentación de informes de la programación, en el que se asegura que el género se incorpore en sus actividades. Realiza un seguimiento de sus objetivos de contribución determinada a nivel nacional, mide la mitigación y la adaptación, el género y el inventario de gases de efecto invernadero, entre otras cosas. Esto le ha permitido a Uruguay seguir el progreso de cada acción y servir como panel de control para los responsables. 

Únete al movimiento por una mayor transparencia climática.

Todo esto no sería posible si los ciudadanos y los gobiernos no comprenden el valor de por qué es importante la transparencia. La acción climática se basa en la conciencia, las capacidades y el conocimiento de las personas.

Si realmente queremos transparencia y responsabilidad sostenibles, debemos pedir un cambio de sistema que aborde la emergencia climática en todos los niveles de la sociedad. Ese momento es ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Nota del editor: El PNUD se ha unido a otras 13 entidades internacionales en una campaña global, #Data4BetterClimateAction, para promover la importancia de la transparencia. Puedes leer el comunicado de prensa y obtener más información sobre la campaña.

Icon of SDG 13

PNUD En el mundo