La hambruna se extiende por el sur de Somalia

05-ago-2011

La desesperada situación en el sur de Somalia se ha visto agravada por la extrema sequía (Foto: OCHA/Abdi Noor Yussuf)

Nairobi - Tres nuevas áreas en el sur de Somalia presentan un empeoramiento de la situación de hambre, con más de 13 millones de personas en estado de necesidad extrema por la crisis a lo largo del Cuerno de África.

Estas zonas son parte de la región de Shabelle Medio, de los asentamientos del corredor de Afgooye, el cual alberga aproximadamente 400.000 personas desplazadas desde 2007, y de Mogadiscio, los cuales hospedan poblaciones desplazadas.

Esto fue tras la declaración de hambruna, hace dos semanas, en dos regiones de Bakool del sur y el Bajo Shabelle.

“En este momento, esto es un asunto de vida o muerte para muchas familias”, dijo Helen Clark, Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición de las Naciones Unidas, advierte de que la hambruna se extenderá rápidamente a más zonas del sur del país a menos que haya un aumento masivo en la respuesta humanitaria.

En estos momentos, Somalia se enfrenta a la crisis alimentaria y nutricional más grave del mundo por su magnitud e intensidad. La mayor urgencia ahora es la necesidad de intensificar las operaciones humanitarias para salvar vidas.

El Coordinador de las Naciones Unidas para la Asistencia Humanitaria en Somalia, Mark Bowden, dijo que las últimas noticias “confirman nuestra preocupación por la creciente gravedad de la situación en Somalia, especialmente en lo que respecta a los desplazados y a la urgencia de intensificar nuestras operaciones. La declaración de hambruna en Mogadiscio refleja el afluencia masiva de gente a la ciudad en los últimos dos meses y la necesidad de redoblar nuestros esfuerzos para mejorar las condiciones de vida”.

Por lo menos 2,8 millones de personas, entre ellos 1,25 millones de niños, necesitan ayuda urgentemente en el sur del país. La comunidad humanitaria está tratando de garantizar un acceso seguro y sin trabas para poder prestar una asistencia vital a las poblaciones afectadas, dondequiera que estén. Así se disminuirá la necesidad de que los somalíes emprendan el peligroso viaje a Mogadiscio, Kenia o Etiopía.

Los organismos humanitarios están haciendo lo posible por solucionar la grave situación de los desplazados, con la esperanza de que la situación no se complique aún más por el conflicto. La población ya sufre grandes carencias de salud y nutrición.

“Hago un llamado general para que todos apoyen la urgente necesidad de incrementar la asistencia para así poder salvar las vidas de quienes más necesitan nuestro apoyo en este momento crítico, de acuerdo con los principios humanitarios”, dijo Bowden.

El 29 de julio se lanzó un llamamiento de emergencia por unos mil millones de dólares para responder con apremio a la magnitud del desastre. Hasta el momento sólo se ha conseguido reunir el 43% de los fondos, y se necesita urgentemente más dinero para satisfacer las necesidades básicas.

El 5 de agosto, Antonio Banderas, actor de cine y Embajador de Buena Voluntad del PNUD, lanzó un llamamiento mundial para dar a conocer la crisis: “Si actuamos ahora podremos salvar vidas”, dijo Banderas.

Pese a los problemas y la complejidad de la operación en Somalia más de cien organizaciones de ayuda han emprendido una campaña de respuesta más intensa.

PNUD En el mundo