Foto: PNUD República Dominicana/Ángel de la Rosa


La pandemia originada por la COVID-19 ha exacerbado las desigualdades en todo el mundo. Las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer (LGBTIQ +) quienes de por sí experimentan violencia y discriminación por su orientación sexual o identidad de género, se encuentran entre las más afectadas por la COVID-19. A raíz de la pandemia, han sido objeto de mayor estigmatización, discriminación, incitación al odio y ataques. En algunos países, los poderes de emergencia adoptados para responder a la pandemia de COVID-19 discriminan intencional o involuntariamente a las personas LGBTIQ+. Ante la sobrecarga de los sistemas de salud, el tratamiento de las personas LGBTIQ +puede verse interrumpido o dejar de ser prioritario. Además, la pandemia está teniendo un efecto devastador en la salud mental y el bienestar de las personas LGBTIQ +, especialmente entre las personas jóvenes.

Sin embargo, frente a la pandemia las comunidades LGBTIQ + se están organizando para resistir, apoyarse y sanar. Ofrecen apoyo entre pares, y organizaciones lideradas por la comunidad están trabajando con el Programa Conjunto de las Naciones Unidas para e el VIH/SIDA para garantizar la prestación de servicios relacionados con el VIH para las personas LGBTIQ +.  Los defensores de los derechos humanos y las instituciones nacionales de derechos humanos están alzando la voz sobre el impacto de las medidas COVID-19 sobre las personas LGBTIQ+.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) está trabajando con diversos socios en 72 países alrededor del mundo para apoyar a las personas LGBTIQ + durante la pandemia y más allá. Eso incluye  desde capacitar a 2.900 defensores de derechos humanos en temas LGBTIQ + en el Caribe; a trabajar con organizaciones de jóvenes LGBTIQ + en India y Tailandia a través del programa Youth Co: Lab sobre emprendimiento social; apoyar a la Red de Salud de Poblaciones Clave de Eurasia para medir los impactos de COVID-19 en la salud trans; o trabajar a través de la asociación PNUD-Fondo Mundial en Zimbabue para garantizar la continuación de los servicios vitales de salud y VIH y proveer apoyo psicosocial para las personas LGBTIQ +, incluso mediante el uso de tecnologías digitales.

El PNUD está adoptando una respuesta a la pandemia de COVID-19 basada en los derechos humanos que coloca a las personas en el centro mismo de la respuesta. Se basa en los principios de participación e inclusión, rendición de cuentas y Estado de Derecho; así como la no discriminación y la igualdad. Como ha dicho el Secretario General de la ONU: “Al avanzar juntos, tenemos una oportunidad única e histórica de forjar un mundo en el que todas las personas tengan dignidad; donde toda sociedad pueda resistir las crisis; donde el futuro de todos se construye sobre una base de derechos inalienables”. En el Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia (IDAHOBIT), el PNUD apoya a las personas LGBTIQ + y socios estratégicos para resistir la injusticia, apoyar la participación comunitaria y ayudar a transformar el sanar en empoderamiento.

 

PNUD En el mundo