Día para la Cero Discriminación: llamado a la libertad, igualdad e inclusión | Mandeep Dhaliwal

27 feb 2015

El Día para la Cero Discriminación: llamado a la libertad, la igualdad y la inclusión Participantes del diálogo "Ser LGBTI en Asia" muestran su apoyo a la discriminación cero.

El Día para la Cero Discriminación es un llamado internacional a la libertad, la igualdad y el fin de la exclusión. Este día, como todos los demás días, debemos trabajar para crear un mundo libre de estigmatización y discriminación si queremos respuestas efectivas en materia de VIH y de desarrollo.

La intolerancia está muchas veces alimentada y se refleja en leyes, políticas y prácticas dañinas, leyes políticas y prácticas que no están fundadas en los derechos humanos sino en juicios morales, en el miedo y en la mala información. Estas leyes, políticas y prácticas excluyen o castigan a los que están marginados. Perpetúan la estigmatización y la discriminación, deshumanizando y penalizando a los que son más vulnerables, y ponen una carga desproporcionada en los que están afectados por el VIH como los trabajadores del sexo, los que usan drogas, los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, y los transgénero.  

En algunos países las leyes discriminatorias penalizan a las personas transgénero sobre la base de su identidad de género. Esas leyes, que a menudo reflejan la marginación social de las personas transgénero, no reconocen su existencia. Sin un reconocimiento jurídico y sin acceso a la justicia, las personas transgénero no pueden obtener documentos oficiales con el nombre y el sexo que refleje su identidad de género. Sin una identificación adecuada, no pueden acceder a los servicios más básicos para los que tienen derecho tales como el tratamiento, la prevención y el cuidado relacionado con el VIH, lo que los hace vulnerables a más discriminación y violencia. Desde enero de 2008 a diciembre de 2012, han habido 1.123 asesinatos declarados de personas transgénero en 57 países.

Se han visto progresos a través del seguimiento del trabajo de la Comisión Mundial sobre el VIH y la Ley, dirigida por el PNUD. El PNUD trabaja, en 84 países, con el gobierno, la sociedad civil y los socios de la ONU para velar por las conclusiones y recomendaciones de la Comisión Mundial.

•    Argentina ha ratificado una ley de reconocimiento de género basada en los derechos humanos, que permite a las personas transgénero cambiar su hombre y sexo sin tener que poseer un diagnóstico o una intervención médica.
•    Zambia, en 2014, enmendó el Marco Nacional Estratégico del SIDA para incluir una sección sobre las principales poblaciones, a pesar del hecho de que esas poblaciones son consideradas ilegales en el sistema jurídico de Zambia. Es la primera vez que este documento nacional incluye las principales poblaciones.

Otro ejemplo de progreso es el diálogo "Ser LGBTI en Asia" que se llevó a cabo los días 26 y 27 de febrero de 2015 y que reunió a gobiernos, socios del desarrollo, y los representantes del sector privado y de la sociedad civil de Asia y el Pacífico, con el fin de deliberar sobre los avances obtenidos relativos a las comunidades lesbianas, gay, transgénero e intersexo, y para fortalecer el movimiento a favor del cambio social y legal en la región.  

Sin embargo, todavía puede hacerse más. En 1950, la Declaración Universal de los Derechos Humanos fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esta declaración establece compromisos de derechos humanos para todas las personas y todas las naciones. Todos tenemos la responsabilidad de propiciar entornos jurídicos y sociales con leyes, políticas y prácticas basadas en las pruebas y firmemente fundadas en los derechos humanos, y todos tenemos la responsabilidad de acabar con la lacra de la estigmatización, los prejuicios y la discriminación, y de promover la inclusión y la compasión.

Ha llegado la hora de lograr la cero discriminación para todos.

PNUD En el mundo