Centros de Operaciones de Emergencia apoyados por el PNUD proveen información clave para recuperación en Nepal

29-abr-2015

La oficina regional de los COE en Hetauda, región central de Nepal. Foto: PNUD Nepal

En medio del caos por el terremoto ocurrido el sábado en Nepal, que tuvo como epicentro el distrito rural de Gorkha, se estima que el rol de los Centros de Operaciones de Emergencia (COE) a la hora de responder al desastre fue primordial.

El terremoto destruyó viviendas y obligó a la población a refugiarse en las calles, causando estragos en los sistemas de comunicación del país. En las horas siguientes, las comunicaciones entre el Gobierno nacional en Katmandú y las autoridades regionales y locales fueron mínimas, a excepción de las líneas básicas de comunicación con los COE.

Ubicados en 44 distritos y dos a nivel regional, estos centros de emergencia fueron los únicos que transmitieron información en tiempo real al Gobierno central a través del Centro Nacional de Operaciones de Emergencia para dar a conocer el alcance de la catástrofe.

Según las autoridades de la capital, Katmandú, los COE recabaron información y evaluaron la magnitud de la emergencia. Con esa información esencial, el Gobierno pudo determinar su respuesta para las operaciones de búsqueda y rescate y enviar equipos de emergencia a las zonas más afectadas.

“El Centro Nacional de Operaciones de Emergencia fue fundamental a la hora de coordinar mejor la búsqueda, rescate y ayuda a nivel interno y externo y para movilizar los recursos nacionales e internacionales,” dijo Baburam Bhandari, responsable del Centro. “La respuesta desde el primer minuto se llevó a cabo a través del Centro y todos los ministerios están proporcionando asistencia bajo su dirección”.

Kedar Babu Dhungana, Oficial Superior de Reducción de Riesgos de Desastre del PNUD, explicó que “los Centros de Operaciones de Emergencia hicieron un trabajo extraordinario en todos los niveles y tuvieron un papel primordial en la coordinación de los equipos de ayuda humanitaria nacionales e internacionales”.

El Gobierno de Nepal inició la creación de los COE en 2010 para tratar de mejorar la coordinación entre el Gobierno central y las autoridades regionales y funcionarios, con el fin de responder mejor a los desastres como inundaciones e incendios y fomentar las capacidades de búsqueda y rescate.

Hasta ahora se han creado 47 COE con el respaldo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la financiación de UKAid para los COE a nivel de distrito, y de AusAid para el Centro Nacional.

Los centros de emergencia, por lo  general a cargo de equipos de tres personas, operan todo el día y disponen de equipos de búsqueda y rescate de emergencia, sistemas de radiocomunicaciones, computadoras e impresoras.

Además, llevan a cabo vigilancias de emergencia regulares, planean y mapean la preparación para casos de desastre en los distritos, monitorean los desastres cuando ocurren, y transmiten la información al Centro Nacional. Su trabajo también incluye mantener contacto regular con las comunidades y la policía local, así como con la Cruz Roja local.

Dado el papel vital de los COE en varios desastres en los últimos años, el objetivo del Gobierno es disponer de estos centros en cada distrito e incluso algunos a nivel municipal. “Los COE desempeñaron su rol el sábado por la mañana y demostraron que es imperativo invertir y estar preparados para todos los desastres,” dijo Kedar Babu Dhungana del PNUD. 

PNUD En el mundo