El PNUD ha asumido el papel técnico de liderazgo como coordinador general del sistema de las Naciones Unidas haciendo contribuciones específicas a la evaluación en las áreas de vivienda, reducción del riesgo de desastres, gobernanza, género, medio ambiente e impacto humano. Foto: PNUD Haití / Moisse Pierre

 

Puerto Príncipe, Haití, 14 de septiembre de 2021 - Un terremoto de magnitud 7.2 golpeó el 14 de agosto la parte sur de Haití , dejando a más de 800,000 personas afectadas. Dos días después, la tormenta tropical Grace agravó el impacto al dañar o destruir 130.000 hogares. Para estimar el impacto sobre las comunidades afectadas y con el fin de diseñar un camino hacia la recuperación, el gobierno de Haití puso en marcha una Evaluación de Necesidades de Recuperación Post-Desatre (PDNA, porsu sus siglas en inglés) con el apoyo de las Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Mundial,  y con la participación del Banco Interamericano de Desarrollo, la Agencia de Manejo de Emergencia y Desastres del Caribe y el Banco de Desarrollo del Caribe.

El PDNA es una metodología global desarrollada por las Naciones Unidas, el Banco Mundial y la Unión Europea que aborda el impacto de los desastres provocados por amenazas naturales y crisis relacionadas con conflictos, y aprovecha la experiencia, las capacidades y los recursos de las tres instituciones en apoyo a los procesos liderados por los gobiernos.

La evaluación de seis semanas fue lanzada por el Primer Ministro de Haití, Dr. Ariel Henry, el 31 de Agosto como parte de un taller de dos días organizado por el Ministerio de Planificación y Cooperación Externa. El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) ha tomado un rol técnico como coordinador general por el Sistema de las Naciones Unidas, y a la vez va a contribuir en la evaluación de las áreas de vivienda, reducción del riesgo de desastres, gobernanza, género, medio ambiente y el impacto humano en general.

El PDNA apoyará a las autoridades nacionales a elaborar una evaluación más detallada de los daños, pérdidas y necesidades post-terremoto y contribuirá en la formulación estrategia de recuperación  a largo plazo basada en los resultados de los diez principales sectores socioeconómicos: vivienda, salud, educación, electricidad, agua y saneamiento, agricultura, transporte, turismo, cultura, comercio y cinco temas transversales incluyendo género, medios de vida, la reducción del riesgo de desastres, gobernabilidad y medio ambiente.

“El PNUD está comprometido a apoyar los esfuerzos de recuperación de Haití y continuará asistiendo a los esfuerzos de recuperación temprana y a largo plazo que mejoran la resiliencia y las capacidades de recuperación del país", dijo Fernando Hiraldo, representante residente del PNUD en Haití.

El PNUD también está contribuyendo con la logística necesaria para el PDNA, proporcionando asesoramiento de alto nivel, facilitando los intercambios regulares entre los equipos conjuntos de Gobierno y los socios para asegurar análisis complementario, un seguimiento adecuado y la entrega oportuna de los productos finales, incluyendo la presentación de los resultados al Gobierno a mediados de octubre de 2021.

Después del terremoto de 2010 y durante los últimos 11 años, el PNUD Haití ha trabajado junto con los haitianos y las instituciones gubernamentales para integrar herramientas de gestión del riesgo de desastres que puedan prevenir y mitigar los devastadores efectos de los desastres naturales. Como resultado, se han implementado 18 planes de prevención de riesgos en áreas prioritarias en Port-au-Prince, la Grand'Anse, el Norte y Nordeste, y 53 municipios están cubiertos por múltiples riesgos y mapas de micro zonificación sísmica. 

Después del huracán Matthew, que afectó en 2016 la misma área geográfica que el terremoto de 2021, el PNUD implementó rápidamente un programa de recuperación integral que ha permitido la recuperación de más de 30 cooperativas y microempresas locales (50% tenían mujeres como propietarias) y más de 50 organizaciones de la sociedad civil para participar en los procesos de recuperación y desarrollo local a nivel local. Además, desde 2010 ha estado trabajando de la mano con el Sistema Nacional de Gestión de Desastres para aumentar las capacidades nacionales de preparación y coordinación en respuesta ante desastres.  Además, el PNUD ha trabajado con la Universidad Estatal de Haití para establecer un programa de maestría para capacitar a estudiantes haitianos en ciencias de la tierra, y así forma a la próxima generación nacional de científicos en el riesgo y la prevención.

En este contexto, el PNUD seguirá trabajando con el gobierno, el pueblo de Haití y los socios locales e internacionales para garantizar que los esfuerzos de recuperación y prevención se centren en las capacidades nacionales, preserven el medio ambiente, fomenten una mayor resiliencia y no dejen a nadie atrás.

 

PNUD En el mundo