NUESTRO TRABAJO

Desarrollo sostenible

Bosques

La deforestación y la degradación de los bosques socavan los medios de vida de unos 1.600 millones de personas, amenazan la biodiversidad y los servicios esenciales de los ecosistemas y agravan el cambio climático. De conformidad con el Marco Mundial para la Biodiversidad y los Ecosistemas del PNUD 2012-2020, el PNUD apoya los esfuerzos para mantener la resiliencia de los ecosistemas forestales en beneficio de las economías locales, proteger la diversidad biológica y hacer frente al cambio climático mediante la prestación de asistencia técnica, asesoramiento en materia de políticas y apoyo en materia de gobernabilidad a los países en desarrollo.

El PNUD-FMAM apoya a 69 países a través de 89 proyectos para preservar la biodiversidad y los ecosistemas forestales con una financiación superior a los 449 millones de dólares.

El Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del PNUD-FMAM ha prestado apoyo a más de 20.500 proyectos comunitarios, de los cuales se estima que el 35% (unos 7.200 proyectos comunitarios) están relacionados con la protección, la rehabilitación y el uso sostenible de los ecosistemas forestales en todo el mundo. Esta cartera comprende 200 millones de dólares en subvenciones y 268 millones en cofinanciación.

La producción de productos agrícolas es la principal causa de la deforestación. El Programa Green Commodities del PNUD ofrece apoyo a los gobiernos de los principales países productores para reunir a las partes interesadas, incluido el sector privado, en torno a un programa común destinado a situar la sostenibilidad en el centro de la producción de productos básicos. El Programa también está relacionando estos esfuerzos nacionales sostenibles con esfuerzos mundiales al dirigir el proyecto Good Growth Partnership, financiado por el FMAM, que reúne a una amplia gama de partes interesadas e iniciativas para crear un cambio duradero y transformador a lo largo de tres cadenas de suministro clave, a nivel mundial, de productos básicos como la soja, la carne de vacuno y el aceite de palma.

Para reducir las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques, el PNUD ayuda a los países a adoptar y aplicar políticas y medidas para la REDD+, haciendo especial hincapié en las reformas agrarias, de las políticas y de la gobernabilidad, en relación a los green commodities (o productos básicos) y a la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas y de las comunidades forestales. El PNUD gestiona una cartera de proyectos nacionales de REDD+ estimados en 400 millones de dólares, trabajo apoyado por una diversa red de instituciones y socios, incluidos la FAO y ONU-Medio Ambiente, y el Programa ONU-REDD en 64 países. Así, actúa como socio prestador de servicios para el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques del Banco Mundial en 7 países; apoya programas bilaterales de inversión para REDD+ en 5 países; gestiona la iniciativa REDD+ basada en las comunidades en 6 países; y acoge a la Secretaría de la Iniciativa Forestal de África Central (una plataforma financiera con cinco donantes) en 6 países forestales. Además, el PNUD apoya a los países pioneros a la hora de impulsar las inversiones y la financiación de REDD+, labor que también realiza a través del Fondo Verde para el Clima.

Para ayudar a promover el programa mundial de políticas forestales, el PNUD acoge a la secretaría para la Declaración de Nueva York sobre los Bosques y el Equipo de Tareas Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre el Tráfico Ilícito de la Vida Silvestre y Productos Forestales.

La labor general del PNUD en el ámbito de los bosques apoya a los pueblos indígenas y a las comunidades locales para que participen en los procesos mundiales de formulación de políticas en el marco de la CMNUCC, del CBD y de la UNCCD y destaca su contribución a la protección de los bosques.

Explorar

Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…

PNUD En el mundo